Cirugía Capilar

Si quieres mejorar la salud de tu cabello, existen un sinfín de técnicas y tratamientos a los que puedes recurrir.

La nutrición capilar con láser es uno de los más modernos y efectivos para frenar la caída del cabello y mejorar la salud general del mismo. Se utiliza para fortalecer los folículos pilosos, logrando así un cabello más sano y fuerte.

Qué es la nutrición capilar

El cuero cabelludo y el cabello en general requieren de ciertos cuidados para permanecer sanos.

Muchas veces, la exposición solar, la alimentación poco equilibrada, el uso de químicos para el cabello (tintes, alisado, etc.) provocan daños severos en el cabello que no parecemos advertir hasta que es demasiado tarde.

Si no realizamos algún tipo de tratamiento que ayude a mantener la salud capilar, el cabello comenzará a debilitarse, verse opaco y quebradizo, y tarde o temprano comenzará a caerse.

Cómo se puede nutrir el cabello con láser

Existen diferentes técnicas que se enmarcan dentro de la llamada nutrición capilar y se aplican con láser para fortalecer las raíces del cabello tanto en hombres como en mujeres. Se pueden aplicar en el cuero cabelludo y también a un nivel más profundo, permitiendo mejorar la salud de la fibra capilar y los folículos pilosos.

El láser suele utilizarse porque favorece la irrigación sanguínea en la zona tratada, aumentando el aporte de nutrientes. Esto nos ayuda a mejorar la salud en general del cabello: el mismo se renueva, se detiene la caída del cabello y se estimula el crecimiento de un cabello más sano.

Cuáles son los beneficios de la nutrición capilar con láser

En general, este método se acompaña con otros tratamientos capilares que ayudan a tener resultados más completos y durables. Si se tiene constancia y disciplina, la nutrición capilar con láser ayuda a que los tejidos se reparen rápidamente y se forme colágeno, aumenta el flujo sanguíneo y por consecuencia, la nutrición en la zona, se forman nuevos capilares y se vuelve a producir un crecimiento natural del cabello. Este tratamiento está pensado para comenzar a aplicar cuando se notan las primeras señales de caída excesiva del cabello.

No todas las personas obtienen los mismos resultados ya que dependerá en gran medida del tipo de cabello, la situación médica por la cual esté tratándose y el estado en el que se encontraba al comenzar el tratamiento. Sin embargo, si se aplica correctamente y se es constante, los resultados serán asombrosos.

La caída del cabello es un problema que no sólo afecta a los hombres. En las mujeres el factor más influyente para que se precipite la caída es el estrés y los cambios hormonales mientras que en los hombres juega un papel importante la genética.

Pero con los tratamientos de nutrición capilar, el cabello puede recuperar su fuerza y vitalidad en poco tiempo, logrando resultados asombrosos y duraderos.

Terapias que pueden ayudarnos

Un cabello nutrido es un cabello sano, por eso, la realización  de tratamientos que nos ayuden a fortalecer las raíces y mejorar la irrigación sanguínea es muy beneficioso para el aspecto general de nuestro cuero cabelludo y el cabello. El cabello se nutre a través de las enzimas que llegan mediante la circulación sanguínea, por eso, mejorar la irrigación en la zona ayuda a que éste recupere su aspecto.

Si tienes problemas como sequedad, aspecto graso, rigidez, caída excesiva, aspecto opaco o quebradizo o con cualquier otro síntoma de que tu cabello está dañado, la terapia de nutrición capilar puede ayudar a devolver su aspecto natural y favorecer el crecimiento un cabello más fuerte y sano.

Ozonoterapia

Esta técnica utiliza el ozono como un agente para la recuperación de la salud capilar con un buen resultado y muy duradero. La ozonoterapia mejora la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, lo que permite que el cabello reciba más nutrientes. Además, posee un efecto rejuvenecedor y regenerador, estimulando las enzimas antioxidantes, ayudando a recuperar el cabello perdido y eliminando los agentes patógenos que estén afectando al cabello. El ozono es un esterilizador natural, por lo que al realizar este tratamiento se eliminan bacterias que pudieran estar presentes en el cuero cabelludo.

Carboxiterapia

Con esta técnica se utiliza el dióxido de carbono para recuperar el cabello. La aplicación de CO2 por vía subcutánea en el cuero cabelludo ayuda a mejorar la irrigación sanguínea en la zona, mejorando considerablemente el aspecto y la calidad del cabello. Estimula el crecimiento de cabello nuevo, siempre que existan raíces y ayuda a eliminar la caspa y la seborrea.

Dependiendo del problema a tratar, pueden realizarse entre diez y veinte sesiones.

Alta frecuenta

Este tratamiento tiene fuertes efectos calmantes y antisépticos en el cuero cabelludo. Ayuda a aumentar la vasodilatación y por consiguiente, la circulación sanguínea en la zona. Es una técnica muy simple y rápida de aplicar, que permite obtener buenos resultados en poco tiempo.

Se recomienda un mínimo de diez sesiones para tener efectos duraderos.

La caída prematura o ausencia de cabello en una o varias zonas del cuerpo humano se denomina alopecia. Puede originarse por múltiples causas, y en la actualidad, existen tratamientos para la recuperación total del pelo.

Existen varios tipos de alopecias, algunas más comunes y otras no tanto. Unas pueden ser tratadas y otras son irreversibles, existiendo sólo la opción de un transplante capilar.

Tipos de alopecias

Alopecias no cicatriciales: Son las más comunes, pueden mejorar o curarse a través de tratamientos, porque el folículo piloso sigue vivo. A su vez las no cicatriciales puede dividirse en:

  • Alopecia androgenética: También conocida como androgénica o calvicie común, afecta en mayor grado a los hombres y rara vez la sufren las mujeres. Dentro de este tipo de calvicie existen a su vez diferente grados. Las hormonas denominadas andrógenos son las causantes de la caída del cabello. Cuando la alopecia no es tratada a tiempo, los folículos pilosos mueren y no existe tratamiento para revertir esta situación.
  • Alopecia areata: No es conocida la causa que la genera sin embargo sus síntomas son inconfundibles, se trata de parches en la cabeza de aspecto redondo y totalmente despoblado de cabello.
  • Alopecia Total: En este caso se pierde todo el pelo del cuero cabelludo.
  • Alopecia Universal: La pérdida de pelo se produce en todo el cuerpo.
  • Alopecia por drogas: Varias drogas o fármacos pueden provocarla, pero en cuanto se suspende la administración de los mismos el pelo vuelve a crecer sin problemas.
  • Alopecia traumática: Por lo general se produce por el uso de secadores de pelo, peines o elementos que pueden generar heridas o lesiones en el cuero cabelludo.
  • Alopecia generada por enfermedades sistémicas: Puede ser de origen endocrino, déficit nutricional o infeccioso.
  • Alopecia difusa: Es la pérdida del cabello tras haberse sufrido enfermedades sistémicas crónicas, febriles, estrés o el parto. Por lo general tiene una duración de 6 meses y luego el cabello se recupera en forma total.

Alopecias cicatriciales: Se trata de un tipo de alopecia que suele ser irreversible ya que está dañada la estructura folicular. En este tipo de alopecias puede realizarse un implante capilar. A su vez las cicatriciales se clasifican en:

  • Infecciosas: La causa de la infección puede ser bacterianas, micóticas, virales y protozoarias.
  • Tumorales: Linfomas, tumores anexiales, tumores dérmicos.
  • Por enfermedades hereditarias: Como por ejemplo enfermedad de Darier.
  • Por agentes físico-químicos: Pueden ser causados por agentes químicos, quemaduras, rayos X.
  • Por dermatosis: Como el síndrome de Graham-Little, mucinosis folicular.

Para este tipo de alopecias cicatriciales no hay, en la actualidad, tratamientos que sean efectivos. Algunas terapias de crecimiento que han dado resultados medianos son la luz ultravioleta, corticoiesteroides tópicos, algunos agentes que por su acción irritante sobre los folículos pilosos pueden estimular el crecimiento del pelo.

Tratamientos para las alopecias no cicatriciales

Existen tratamientos como los masajes capilares, láser y algunos fármacos que a pesar de haber dado algunos resultados no tienen una efectividad demostrada. También hay terapias que son de una efectividad media, como por ejemplo, el extracto de semilla de uva y  los ácidos grasos esenciales. Algunas personas lo utilizan en conjunto con otras terapias de crecimiento.

Por último, los tratamientos más efectivos que han funcionado con la mayor parte de los pacientes en un lapso de entre 3 y 6 meses son, por ejemplo, el Minoxidil, Finasteride, Dutasteride, y en casos graves, el transplante capilar.

Se trata de una técnica que se ha desarrollado en Irlanda. Actúa de una manera mínimamente invasiva para reestructurar el cabello y evita por completo la necesidad de cirugías extremas. Es el método H+, una de las alternativas actuales más importantes para combatir la alopecia. Consiste en la meticulosa extracción de folículos pilosos desde la zona posterior de la cabeza y se reimplantan con un aparato de patente.

Lo que consigue este mecanismo es que no sea retirada ninguna sección de piel de la parte donante en la parte trasera de la cabeza. El método H+ es reconocido como el mejor sistema de injerto de cabello que existe hoy por hoy.

El método H+ incorpora pruebas genéticas, cálculos de crecimiento, estimulación de fibroblastos y un estricto sistema de control de calidad durante su puesta en práctica. Un solo asistente es el que requiere el médico especialista encargado de dirigir el tratamiento.

El buen manejo de los injertos capilares se encuentra garantizado por la propia mecánica del método H+. Lo que distingue a este procedimiento de injerto capilar de otros similares es la simpleza de su desarrollo, el carácter indoloro que manifiesta y la rapidez con que la zona donante se recupera: aproximadamente de 2 a 4 días.

Cada folículo piloso se extrae usando el dispositivo de H+ para ser implantado posteriormente por el especialista, quien se apoya en gafas de alta magnificación. Las personas que se someten a este método de injerto capilar pueden, mientras tanto, oír música, ver la televisión o incluso tomar algún ligero refrigerio. Generalmente cada sesión dura entre 4 y 6 horas.

Un detalle más que hace tan valioso al sistema H+ es que facilita que el especialista pueda extraer la mayor cantidad de cabello posible para ser injertado. En cada sesión pueden trasplantarse de 3.000 a 5.000 cabellos de una zona de la cabeza a la otra. Además no se precisa de vendaje durante el tiempo que dura el procedimiento, por lo que el paciente puede seguir su vida normal.

El método H+ no deja cicatriz ni marca alguna, por lo que el paciente puede elegir cualquier corte de cabello e incluso raparse por completo sin inhibición alguna. El número de sesiones que requiere el método H+ depende del grado de calvicie que se padezca.

Laser Capilar

Hoy analizaremos algunas de las características de este tratamiento que promete aumentar el crecimiento del cabello de manera significativa en poco tiempo.

Este tratamiento se aplica sin cirugía y está indicado para personas que tienen perdidas de cabello o lo tienen muy debilitado por algún problema en el cuero cabelludo.

Respecto a si es efectivo o no, podremos encontrar gran cantidad de respuestas a esta pregunta, pero la mayoría de la gente que ha probado ha obtenido resultados muy leves o incluso nulos.

Este aparato utiliza un dispositivo que proyecta mediante varios tipos de láser, una luz de baja intensidad. Supuestamente esta luz estimula el metabolismo celular y repara los tejidos dañados, dándoles de nuevo la capacidad de producir pelo.

Son necesarias unas 6 u 8 sesiones al mes durante al menos 6 meses, dependiendo del caso. Cada sesión dura aproximadamente 20 minutos.

Supuestamente este aparato tiene la capacidad de detener el proceso de la caída del cabello, fortalecer el cabello ya existente y reactiva los folículos pilosos que han sido dañados o están inactivos, produciendo así nuevo pelo.

Realmente nunca ha sido demostrada su eficacia, al contrario que otros tratamientos como el microinjerto o la cirugía capilar. Esto sin duda nos hace preguntarnos si será otro de esos maravillosos y caros productos que no consiguen ningún resultado.

Caida del cabelloLa alopecia o caída del cabello sin duda afecta tanto a hombres como a mujeres. Y es que aunque las razones en ocasiones son parecidas, existen diferencias entre unos y otros.

En las mujeres, afortunadamente la perdida de pelo suele tener solución, ya que en la mayoría de los casos suelen ser problemas leves por etapas concretas de maternidad, menopausia, estrés, mala alimentación, alteraciones psicológicas, cambios de estación, enfermedades y algunos otros casos relacionados con cambios hormonales.

Todos estos estados, pueden derivar a distintos tipos de alopecia, pero por suerte se pueden solucionar, como una inadecuada higiene capilar, o agresivos tintes.

En el hombre sin embargo las razones son algo diferentes, ya que es un problema más común en el género masculino. Aproximadamente un 50% de los hombres se desespera ante los signos inequívocos de una calvicie.

La caída continua de el pelo tiene unas causas muy complejas, desde factores hormonales hasta causas hereditarias o afecciones de la piel. Suele producirse cuando el aporte de elementos nutritivos es insuficiente y produce una debilitación del cuero cabelludo. En este punto el cabello no crece mas.  En este blog trataremos de dar soluciones a los problemas de caida del cabello, sobretodo a que tratamientos realizar cuando ya nos ha sucedido. Hablaremos principalmente de cirugia capilar y de donde podemos realizar los tratamientos que analizaremos.